Granada 03/11/17

Sería aproximadamente hace un año, justo por el otoñal y frío noviembre  cuando te cruzaste en  mi vida.

No creo mucho en las casualidades, pienso que, aunque muy débil, mi instinto de supervivencia agudizó mi olfato y te encontré. Yo estaba rota, sin fuerzas, mis pérdidas habían sido brutales y casi sin aliento comenzamos a hablar…

Poco a poco me enseñaste a ver mis raíces, a volver a crecer como un enorme y rebosante árbol frutal. En poco tiempo pegaste mis piezas rotas y te convertiste en un amarillo. Como dice Albert Espinosa en su libro Amarillos: son el nuevo escalafón de la amistad, no son amantes ni amigos, son esa gente que se cruza en tu vida y que con una sola conversación puede llegar a cambiártela para siempre.

Alba está a punto de llegar a nuestros brazos. Alba, porque es la primera luz de la mañana, donde la vida abre paso a que todos los sueños comiencen, donde el día despierta para traernos lo mejor.

¡Feliz Cumple Viviane! Casualidad o no, Alba nacerá en noviembre, como tú, y tú has sido parte de ella. Gracias por tu sonrisa eterna, por tu sensibilidad, tu empatía y sobretodo por creer en mi cuando yo no podía hacerlo.

                                                                     IRENE 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *